Archivo de la categoría: Ubuntu

Mejoras en el soporte de OpenSC para el DNIe en Linux y Mac,


Muy buenas noticias estos dias para el DNIe y la posibilidad de usarlo en algunas plataformas en las que era un poco más complicado.

Primero, un aplauso para Jonsy Gaviota (Juan Antonio Martínez – EB4GPE) y su trabajo OpenDNI.

Segundo la Compilación de OpenDNIe para Mac OS X del Blog Cajón de sastre de Kounch

Gracias por vuestro esfuerzo.

Voy a comprar un nuevo ordenador. ¿Qué prestaciones debo exigir?


Cada año mejora la tecnología de los microprocesadores, aumentando su potencia y disminuyendo su consumo. Mejora su velocidad, la cantidad de memoria caché, la inclusión de varios núcleos procesadores en un único encapsulado, y la comunicación con los dispositivos periféricos.

La memoria se abarata, los discos aumentan su capacidad con costes menores por unidad de almacenamiento y las tarjetas gráficas prometen alto rendimiento en juegos en equipos de sobremesa y portátiles accesibles a un gran número de personas que integran su nuevo ordenador en su contexto de ocio y entretenimiento, aunque lo usan también con aplicaciones como MS Office o StarOffice.

El ADSL es tan imprescindible (o más) que el teléfono y Google deviene en el Oráculo.  

Nuestro vecino nos explica que un portátil con 3 Gb de RAM es «lo normal» y que el disco mínimo «son» 250 Gb. Que Wi-Fi, Bluetooth, ethernet a 1.000 Mbps vienen «de serie» y que la pantalla con resoluciones superiores a 1024 o sonido envolvente constituyen el equipamiento «básico». Varios puertos USB 2.0, Firewire, SPDIF, conector SVGA y HDMI, pantalla táctil, lector de huella dactilar, modem HSDPA, adaptador de tarjetas de memoria…

Sin embargo, todavía son minoría los equipos que se venden con lector de tarjeta chip integrada (o al menos incluida en la configuración aunque sea externa).

No lo entiendo. En España existen casi 4 millones de DNIs electrónicos (y 25.000 unidades adicionales cada dia laboral), cientos de trámites disponibles en todas las administraciones públicas, montones de oportunidades en el comercio electrónico y sin embargo, menos del 0,01% de los equipos que se venden incluyen lector de tarjeta chip.

¿Y los usuarios? ¿Cómo es que exigen que el equipo tenga una conexión «firewire» (que nadie utiliza) y no son capaces de exigir que el equipo tenga integrado el lector de tarjeta chip?

En mi opinión, comprar en España un ordenador sin lector de tarjeta chip es como comprar un ordenador sin «eñe».

Así que, a ver si alguien más se anima, y entre todos hacemos una campaña «Queremos ordenadores con lector de tarjeta chip«. O más coloquial «Queremos ordenadores con chipetera«. Que se enteren bien los fabricantes e importadores. Corre la voz.

Acaba el año 2006 con más de 160.000 DNIs electrónicos


huella-dni-e.gifgrabando-dni-e.gifAl inicio del período navideño, la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil anunció que se había alcanzado la cifra de 160.000 unidades expedidas del nuevo DNI electrónico. A lo largo del año se han adaptado 44 oficinas para su emisión, cubriendo un total de 34 ciudades. En este mapa es posible encontrar, provincia a provincia, la dirección postal de las oficinas de expedición del DNI. También está disponible un listado de ciudades en las que es posible obtenerlo.

mauricio-pastor.gifEl DNI electrónico es uno de los elementos más importantes para el desarrollo de la Sociedad de la Información. Como bien decía D. Mauricio Pastor, «Puede ser que a los españoles se nos hayan escapado algunos trenes de la historia. Pero este no se nos escapa. No sólo eso, estamos pilotando la locomotora»

Gracias al DNI electrónico se desarrollarán un gran número de servicios a distancia de las administraciones públicas  que facilitarán la vida a los ciudadanos y se garantizarán los procesos transaccionales en la banca y en el comercio electrónico.

También pueden reseñarse otros parámetros del proyecto:

  • El RD 1553/2005 de 23 de diciembre se publicó en el BOE del dia de Nochebuena de 2005.
  • El 16 de febrero de 2006 se llevó a cabo la Ceremonia de generación de claves de la autoridad de certificación raíz del DNI electrónico, presidida por el Ministro del Interior, D. José Antonio Alonso.
  • El 16 de marzo se publica en el BOE la ORDEN INT/738/2006, de 13 de marzo, por la que se aprueba la declaración de prácticas y políticas de certificación del Ministerio del Interior.
  • El mismo 16 de marzo se emitió el primer DNI electrónico en Burgos. La primera ciudadana burgalesa en obtenerlo fue Ana Isabel Vicente Zorita, vicepresidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Burgos.
  • Al finalizar el año, ya existen drivers del DNI electrónico para Windows, Linux (Debian, Fedora, Ubuntu) y Mac.
  • También están disponibles los servicios de validación OCSP (Online Certificate Status Protocol) de la FNMT (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda) y del MAP (Ministerio de Administraciones Públicas).

En la página de descargas ya es posible encontrar los siguientes servicios:

Fundación Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación basado en Fuentes Abiertas (CENATIC)


El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, asistirá mañana, 20 de noviembre, a la primera reunión del Patronato de la Fundación Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación basado en Fuentes Abiertas (CENATIC).

El evento tendrá lugar a las 10.45 horas en la  Sede de Red.es ubicada en el Edificio Bronce (Plaza Manuel Gómez Moreno, s/n) en la sala de Reuniones 7.tres

No cabe duda de que el gobierno está reaccionando ante las críticas que le acusan de favorecer el software propietario frente al software libre y este que se anuncia es un movimiento de calado.

Entrevista a Mark Shuttleworth


A raiz de la publicación en el periodico La Razón de una entrevista con Mark Shuttleworth presidente de Canonical Ltda, empresa impulsora de la variante de Linux UBUNTU se ha empezado a prestar atención a este emprendedor que, en la actualidad es uno de los principales iconos del impulso al Linux, junto con el propio Linus Torvals. En la lista de iconos, no debería dejar de mencionarse a pioneros como Andrew S. Tannenbaum , Richard Stallmann, Phil Zimmermann, Donald Knuth, Bob Scheifler o Eric Raymond.

La entrevista, transcrita a continuación, interesa en este blog por referirse a la primera persona del mundo (y hasta donde yo se, la única) que se ha hecho millonaria en el mundo de la Certificación Digital.

En 2002 Mark Shuttleworth invirtió parte de los 560 millones de euros que obtuvo por la venta de su empresa Thawte a Verisign (en el artículo original no se mencionan las compañías) en convertirse en el segundo «turista espacial» de la historia y el primer africano en el espacio.

Mark Shuttleworth en el espacio

El 25 de abril de 2002, la nave Soyuz TM-34 despegó del cosmódromo de Baikonur hacia la Estación Espacial Internacional con una tripulación formada por tres personas: el piloto-cosmonauta ruso Yuri Gidzenko como comandante de la misión, el cosmonauta-investigador italiano Roberto Vittori y el cosmonauta-ingeniero sudafricano Mark Shuttleworth.

Mark Shuttleworth pionero de la Certificación Digital, fundó Thawte en 1995 y la posicionó como una autoridad de certificación «barata» que consiguió arrebatar una sustanciosa cuota de mercado a Verisign. Cuando Verisign la compró, la mantuvo en marcha prácticamente en las mismas condiciones y con la misma estrategia, de forma que en la actualidad es una «segunda marca» de Verisign, contra la que sigue compitiendo con dureza. Esta estrategia ha funcionado en otros sectores y parece que en el de la certificación digital contribuye a mantener el liderazgo absoluto a nivel mundial de Verisign.

Ahora está «de moda» porque parece asumir el rol del lider rico del lado del Linux frente al líder rico del lado del Windows. Y puede parecer un buen combate de consumo frente a Bill Gates.

Por cierto, no es este un buen momento para buscarle enfrentamientos a Bill Gates que ha anunciado su retirada del primer plano tecnológico para dedicarse a su Fundación y a las actividades filantrópicas.

Y otro «por cierto»: también Mark impulsa una serie de proyectos con fines filantrópicos a través de su Fundación Shuttleworth

En el supuesto enfrentamiento Linux(Ubuntu)-Windows, un usuario habitual de los productos de Microsoft apenas notaría la diferencia al utilizar Ubuntu, ya que ha imitado el esquema de menús y ventanas de Windows. Así, la única diferencia sustancial entre ambos productos está en el precio: Ubuntu es completamente gratuito, lo que ha animado a más de siete millones de personas a descargárselo de Internet desde su lanzamiento hace un par de años.

Ubuntu, una ancestral palabra africana que significa «hermandad», permite «domesticar» este complejo software y transformarlo en aplicaciones al alcance de todos los públicos.

– ¿Cómo me convencería para que diera el salto de Microsoft a Ubuntu? pregunta el periodista.

– Hace mucho tiempo que dejé de dar argumentos a la gente: sé que nuestro producto es mejor y que la gente acabará dándose cuenta. Mi trabajo, mientras, es asegurarme de que Ubuntu esté en plena forma cuando ocurra.

– ¿Pero cuáles son sus ventajas?

– Que es un entorno informático completo y gratuito. Windows incluye un sistema operativo, un navegador de Internet y poco más, así que tienes que comprar por separado otros programas.

Nosotros proporcionamos muchísimas aplicaciones de manera gratuita y, además, hay miles más que se pueden descargar en cuestión de segundos. Como ventaja adicional, diría que los ordenadores que emplean Ubuntu apenas sufren virus ni ataques externos, por lo que resultan mucho más seguros y fiables.

– Pero sus críticos dicen que el manejo de Ubuntu es complicado…

– No necesariamente. Es cierto que nuestro usuario-tipo es alguien de un nivel avanzado que quiere un producto completamente adaptado a sus necesidades. Pero cada vez más personas quieren tener un paquete de programas completo, sin virus, ni actualizaciones, ni otro tipo de problemas. Por ejemplo, muchos jóvenes eligen Ubuntu para sus abuelos cuando estos les piden un ordenador fácil de utilizar.

– Sin embargo, la mayoría de consumidores está entre ambos extremos…

– Sí, por eso estamos atacando el mercado desde ambos flancos. Creo que tardaremos unos cinco años en consolidarnos entre los usuarios más convencionales. Eso nos permitirá eliminar otro gran problema: que muchos aparatos, como cámaras digitales o impresoras, no son compatibles con los ordenadores Ubuntu. Sin embargo, cuando seamos muchos millones de usuarios, todos los fabricantes querrán que sus productos sean compatibles con nuestro sistema.

– ¿Cómo un producto gratuito puede ser mejor que uno de pago?

– Es porque están acostumbrados al modelo antiguo, en el que una empresa desarrollaba un programa y lo vendía como un producto más. Sin embargo, el software libre optimiza este proceso sustancialmente, puesto que permite que cualquier persona descargue un programa, lo mejore a su gusto y lo redistribuya. Las grandes empresas comerciales no pueden igualar la flexibilidad y creatividad de miles y miles de programadores extremadamente inteligentes que colaboran en red de manera voluntaria y desinteresada.

– ¿Cuál es su labor en este proceso?

– Aprovechar el potencial de este trabajo colectivo y ofrecérselo al público en un paquete coherente, rápido y agradable de utilizar. Yo me limito a poner orden en la operación y oriento la nave en una determinada dirección, pero no determino el destino final.

– ¿Qué saca de este trabajo? Porque su producto es gratuito y, sin embargo, usted gasta en su empresa un par de millones de dólares anuales y paga el sueldo a 50 empleados.

– No aspiro a ganar dinero con esta idea, pero sí quiero que se financie por sí misma. Estimo que uno de cada mil usuarios querrá disfrutar de nuestros servicios de consultoría, reparaciones, servicio técnico… El año pasado facturamos unos 200.000 dólares por este concepto y, según aumente el número de usuarios, incrementaremos estas cifras.

– Pero para lograr ese objetivo deberá acabar con el dominio de Bill Gates, que acapara más del 90 por ciento del mercado.

– Microsoft es un elefante al que no puedes tragarte de un bocado, sino que hay que derrotarle mordisquito a mordisquito. De momento, Linux está creciendo entre un siete y un diez por ciento al mes, lo que significa que el número de usuarios se duplica cada ocho o nueve meses. Si seguimos a este ritmo, en tres o cuatro años seremos una fuerza significativa.

– ¿Por qué esta obsesión con Microsoft?

– No es mi propósito: lo que quiero es que se adapten al mundo actual, en el que el software libre es la forma más eficaz de progresar.

– ¿Pero considera que el dominio de Bill Gates es positivo para el mundo?

– Ahora ya no, pero en los ochenta su papel fue muy positivo, porque Windows permitió que millones de personas se atrevieran a utilizar un ordenador. Pero su modelo de gran empresa que paga a ingenieros para que produzcan programas de pago ha quedado obsoleto. En la era de Internet, la manera más eficiente de producir software es conectar electrónicamente a los mejores cerebros del mundo, estén en China, Argentina o España.

– Así que considera que el dominio de Gates es una rémora…

– Sí, Microsoft está bloqueando el progreso de la informática. No hay más que comparar su navegador Explorer con su equivalente gratuito, Firefox, que se ha hecho con el 15 por ciento del mercado en apenas dos años. Este último introdujo avances que Microsoft está empezando a copiar ahora. Y lo mismo pasa con los nuevos «chips» que pondrá a la venta Intel, el principal fabricante de procesadores: mientras que el software libre aprovechará todo su potencial desde el principio, Microsoft no lo hará hasta 2010. Esto perjudica a los usuarios.

– Entonces, está prediciendo el final del «imperio Windows», ¿no?

– Creo que su futuro es muy, muy negro. Puede que Microsoft sobreviva, pero si de- saparece, no es mi problema. Lo que no quiero es que el cliente medio utilice Windows porque no le queda otro remedio. Pero no pretendo dominar el mundo informático con Ubuntu ni obtener enormes beneficios: no me interesa sufrir ese estrés.

– Pero si mantiene sus actuales niveles de crecimiento, llegaríamos a una nueva situación de monopolio virtual, esta vez con Linux y Ubuntu a la cabeza.

– Es cierto que la naturaleza del mercado de sistemas operativos tiende al monopolio, porque la gente tiende a utilizar el más extendido para evitarse problemas de compatibilidad. Pero lo bueno del software gratuito es que incentiva la competencia entre las distintas aplicaciones, ya sean procesadores de texto o reproductores de música. Siempre hay varios programas que compiten entre sí, aunque su base sea similar.

– Su vena filantrópica sorprende un poco. Cuando viajó al espacio, muchos le describieron como un millonario caprichoso que no sabía cómo gastar su dinero.

– Admito que soy contradictorio. Mi viaje al espacio fue una manera de evitar el bajón de llegar a la cumbre cuando sólo tienes 26 años y has vendido tu empresa por una millonada. Todo el mundo esperaba que repitiera la jugada, pero decidí hacer algo completamente distinto. Me preocupaba competir conmigo mismo, así que me hice astronauta: ¿cómo puedes comparar una compañía informática con un viaje al espacio? Es imposible, por eso hice lo que hice.

– ¿Qué experiencia ha disfrutado más?

– Es muy diferente. Ir al espacio fue un gran reto: tuve que vivir en Rusia durante un año, estudiar ingeniería y ciencia, aprender ruso… Ahora también estoy aprendiendo muchas cosas, como software, gestión… Lo que me gusta es que mucha gente depende de mí: si mis programas funcionan bien hago que millones de personas se sientan un poco más felices. Es una sensación alucinante.

– Suena un poco mesiánico.

– Lo sé, pero soy consciente de que estoy en una posición única: tengo el tiempo, el dinero y los conocimientos para sacar adelante este proyecto. Muy poca gente cumple estos tres requisitos, sería imposible ir a un comité de inversores y venderles esta idea, porque las perspectivas de beneficio son lejanas, si es que existen en realidad. Yo soy joven, ingenuo y estoy forrado, así que me siento obligado a cumplir esta misión.

Hasta aquí la entrevista.

Creo que es de agradecer que La Razón se haya fijado en el personaje, y supongo que razones de espacio, la espada de Damocles del periodista ha impedido sacar más partido a la entrevista.

Porque a mí me parece muy superficial y llena de tópicos, y con cientos de candidatos para hablar de Linux contra Windows.

Pero muy pocos candidatos a los que se les pueda preguntar acerca de cómo se metió en lo de la Certificación, cómo es que le ofrecieron comprar su empresa, cómo se negocia una venta de la empresa, cómo se prepara un astronauta, qué sensaciones se tienen en el espacio, qué retos tiene una empresa sudafricana en un entorno globalizado, que necesidades ve en su pais y como cree que puede ayudarlo a través de su fundación. En fin, que una pena…