Archivo de la categoría: SEPA

Cambios en las domiciliaciones SEPA desde noviembre de 2016


En los dos últimos años, tanto las entidades financieras como las que giran adeudos por domiciliaciones a través de ellas, según la normativa “Cuaderno AEB 19 de recibos” (antiguo cuaderno CSB 19 o variantes modernas AEB 19.14 y AEB 19.44),  se  han ido adaptando a todos los cambios necesarios para cumplir con la normativa europea, de manera que todos los ficheros emitidos tuvieran el formato único europeo SEPA.

Actualmente en España existen dos modelos de cuadernos de adeudos SEPA que permiten presentarlos en plazos distintos, a elección del usuario y de la localización de la entidad de destino:

  • Esquema CORE: con plazos de 4 días si el adeudo es recurrente o último  y 7 días si el adeudo es el primero o único.
  • Esquema COR1: con plazos de 1 día antes de la fecha de vencimiento del recibo siempre que los adeudos sean nacionales.

A partir del 21 de noviembre de 2016, el esquema COR1 desapare en España y solamente se pueden enviar cuadernos en formato CORE.

Sin embargo, los plazos que tiene este esquema CORE a partir del cambio, son los mismos que el establecido para el COR1, es decir, todos los adeudos, sea cual sea su tipología se podrán presentar hasta un día antes de su fecha de vencimiento. Además ya no hace falta distinguir si el adeudo es el primero en caso de adeudo periódico o recurrente, sino que se delega a la entidad del deudor la operativa de identificar el primer adeudo en caso de este tipo de adeudos.

Por lo tanto, a partir de la fecha indicada sólo existirá un modelo de cuaderno 19, con todas las ventajas que supone el presentar cualquier tipo de adeudo hasta el día anterior a su vencimiento y que afectará por igual tanto al cuaderno tradicional (19.14) como al cuaderno de adeudos domiciliados orientados a empresas B2B (19.44).

Plazo de devolución de los adeudos SEPA


sepa-imageHace algún tiempo explicaba como preparar los mandatos SEPA, en particular como determinar el Identificador del acreedor y también como establecer el Código BIC o SWIFT.

También he hablado sobre la diferencia entre las modalidades de adeudo SEPA “Core” y B2B y sobre la forma de calcular el código IBAN de las cuentas bancarias.

Hoy toca hablar de los plazos de devolución. Es decir, de cuanto tiempo tiene el deudor para solicitar al banco la retrocesión del apunte de adeudo.

Son plazos diferentes según se trate de órdenes SEPA “Core” (o “basicas”) o de órdenes SEPA “B2B” (o “entre empresas”)

Core Básico

Se destina principalmente a operaciones con particulares pero puede ser también ser utilizada para adeudos con empresas. El acreedor utiliza el formato definido en el Cuaderno-19-14-XML Esquema Básico para enviarlo a su entidad. Previamente debe existir una orden de domiciliación firmada o aceptada por el deudor para la emisión de adeudos.

Plazo devolución

  • Hasta 5 días por cualquier motivo
  • Hasta 8 semanas por orden del cliente
  • 13 meses para pagos no autorizados

B2B Entre empresas

Se destina principalmente a operaciones con empresas pero puede ser también ser utilizada para adeudos con autónomos.  El acreedor utiliza el formato definido en el Cuaderno-19-44-XML Esquema B2B para enviarlo a su entidad. Previamente debe existir una orden de domiciliación firmada o aceptada por el deudor para la emisión de adeudos.

Plazo devolución

2 días hábiles, sin posibilidad de cancelación por el deudor una vez efectuado el cargo en cuenta. No obstante requiere que el deudor apruebe cada adeudo con su entidad, lo que genera muchas incidencias si no se realiza en plazo.

¿Cómo llevamos la adaptación a SEPA?


Aunque el 1 de febrero de 2014 era la fecha inicialmente prevista para eliminar las modalidades no-SEPA de transferencias y domiciliaciones bancarias que se realicen en España y el resto de los países miembros de la Unión Europea, lo cierto es que el cambio no está siendo tan radical como parecía, empezando por el retraso de algunas entidades financieras de proporcionar los servicios adecuados para la transición a los estándares y normas SEPA (Single Euro Payments Area). Los principales beneficios que se esperan de la implantación de una Zona Única de Pagos en Euros son:

  • La desaparición de barreras para la ejecución de pagos internacionales, especialmente a nivel de costes.
  • La posibilidad de utilizar una sola cuenta bancaria para operaciones en euros dentro de la zona SEPA, sin requerir abrir cuentas en varios paises.
  • Una cierta mayor protección para los usuarios de servicios de pago.
  • El uso de estándares comunes, que permite mejoras de eficiencia en los procesos de ejecución de pagos, cuando se trata de operaciones internacionales o de empresas multinacionales..

Los principales aspectos a tener en cuenta para la adaptación, son los siguientes:

  • El IBAN será el identificador único de cualquier cuenta de pago en SEPA, reemplazando a los actuales identificadores de cuenta nacionales (el CCC en el caso español). Muchas entidades ofrecen servicios gratuitos de conversión para cuentas españolas
  • Nuevo formato de intercambio de información entre las Empresas y las Entidades bancarias.
  • Adeudos Directos SEPA en fichero electrónico, orientado a particulares– Esquema básico (core): Serie normas y procedimientos bancarios Cuaderno Nº 19-14.
  • Adeudos Directos SEPA en fichero electrónico, orientado a empresas – Esquema B2B (Business to Business): Serie normas y procedimientos bancarios Cuaderno Nº 19-44.

Puede ampliar información sobre la Diferencias entre la modalidad B2B y la básica del mandato SEPA de adeudo por domiciliaciones Creación de un mandato. El mandato es el medio por el que el deudor autoriza y consiente al acreedor a:

  • Iniciar los cobros mediante el cargo en la cuenta indicada por el deudor.
  • Autorizar a la entidad del deudor a cargar en su cuenta los adeudos presentados al cobro por la entidad bancaria del acreedor.

El mandato, que tendrá una referencia única, debe estar suscrito por el deudor como titular de la cuenta de cargo o persona en disposición de poder otorgado por éste, antes de iniciar el cobro de los adeudos. Puede ampliar información sobre

Las adaptaciones tendrán unos costes asociados para las entidades bancarias y para las empresas de difícil recuperación, ya que no producirán cambios significativos en el aumento de los negocios ni el incremento de los márgenes de beneficio. Por ello, el mejor enfoque es aprovechar la necesidad de cambio para acometer algún otro cambio técnico y organizativo que sí se traduzca en reducción de costes o en mejora de posición competitiva.

Entre los ejemplos de posibles soluciones, cabe la posibilidad de implantar sistemas de firma digitalizada o de firma vocal para la creación de los mandatos: Una de las características de la normativa SEPA es que, a partir del 1 de febrero de 2014, es obligatorio para las empresas recabar la firma de los clientes que contraten un servicio que será cobrado a través de un adeudo bancario. Sin el consentimiento expreso del cliente con alguna modalidad de firma, manuscrita o electrónica, la empresa prestadora del servicio no podrá solicitar a ninguna entidad bancaria el cobro de sus recibos, o podrá ver como los recibos son devueltos por el acreedor. Existen diferentes posibilidades para la obtención de la firma de los clientes:

  • Mediante la firma del mandato en papel.
  • Mediante la firma del mandato por medios electrónicos, a través de Internet y/o dispositivos móviles.
  • Mediante firma mediante un sistema de confirmación por llamada telefónica que esté diseñado con las debidas garantías.

Por otra parte, SEPA establece que la información contenida en los mandatos, incluida las firmas, debe quedar almacenada en poder de la empresa acreedora mientras esté en vigor el periodo de reembolso, así como durante los plazos que establezca la Ley para la conservación de documentos una vez cancelado.

También puede ser una gran oportunidad para que las empresas comiencen la adaptación a la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.  Ver más en este artículo sobre Firma vocal como soporte duradero para call centers

Diferencias entre la modalidad B2B y la básica del mandato SEPA de adeudo por domiciliaciones


Las principales diferencias entre la modalidad B2B y la básica del mandato SEPA son:

  • En el mandato B2B el deudor no tiene derecho a devolver una transacción autorizada, ya que se autorizanb conforme lo notifica el banco.
  • El instrumento B2B requiere que las entidades de los deudores se aseguren de que las transacciones están autorizadas mediante verificación de la transacción y la información del mandato al deudor, normalmente por banca electrónica.
  • La entidad de crédito deudora no puede ofrecer el instrumento B2B a un cliente deudor que tenga la consideración de “consumidor” según la normativa del país en el que la entidad deudora presta los servicios de pago. Por la misma razón, un acreedor no puede presentar pagos vía el instrumento B2B a clientes que son consumidores.
  • En respuesta a las necesidades específicas de la comunidad empresarial, el instrumento B2B ofrece ciclos de cobro significativamente más cortos para la ejecución de los adeudos directos y restringe los plazos de devolución, pero requiere la aprobación una a una por el deudor.

Ya sabéis que estamos ayudando a las empresas a adaptarse a SEPA, con mecanismos como el sistema de notificaciones Noticeman, que permite obtener la conformidad del mandato por parte del deudor, con cursos y seminarios y con diversos artículos que explican como resolver los problemas asociados a los nuevos códigos:

Seminario: Adaptación a SEPA de los adeudos por domiciliaciones


El nuevo mandato SEPA sustituye las autorizaciones de domiciliación tradicionales y define varios campos diferentes, como el código de acreedor, el código SWIFT del banco del deudor o el IBAN. Para facilitar la transición que la implantación de este mandato implica, se realiza una jornada formativa organizada por Atenea Interactiva denominada “Adaptación a SEPA de los adeudos por domiciliaciones“, en la que se cubre exhaustivamente el mandato SEPA “core” y el mandato SEPA B2B para sustituir los adeudos por domiciliaciones.

Este curso sobre la adaptación a SEPA, obligatoria en febrero de 2014, se realizará el 17 de Diciembre de 2013.

Con el curso se proporcionan gratuitamente además una colección de herramientas, documentos y modelos en formatos editables para facilitar y automatizar la adaptación a SEPA, así como las explicaciones para utilizarlas. Accede al folleto del curso en este enlace.

La inscripción, por tan solo 199 € (los inscritos hasta el 12 de diciembre de 2013), en este enlace

Hoja excel para el cálculo del IBAN y el código de acreedor en SEPA


Estamos preparando un seminario para Atenea Interactiva, con las claves principales de lo que tienen que hacer las empresas para adaptarse a SEPA.

Esto implica valorar el esfuerzo de adaptación para pasar de los viejos formatos del CSB (Consejo Superior Bancario) a los nuevos de la AEB (Asociación Española de Banca) CECA y UNACC, con una fecha límite en mente: febreo de 2014.

Entre las adaptaciones más importantes y más complejas, está la que tiene que ver con con el mandato SEPA básico y el mandato SEPA B2B de lo que eran las domiciliaciones bancarias o adeudos directos.

Y tenemos una buena noticia, en el seminario entregaremos una hoja Excel con la herramienta de codificación y comprobación de código de IBAN (a partir del dato de CCC-Código Cuenta Cliente español) y de código de acreedor del mandato (a partir del NIF o CIF español), así como un modelo de mandato en Word, listo para poder hacer una fusión con datos de nuestros clientes de modo que podamos preparar con facilidad los mandatos.

También entregaremos el listado de códigos SWIFT de los bancos españoles, con lo que no necesitaremos que estos datos nos los proporcionen los clientes.

Y por último entregaremos códigos de prueba de Noticeman  para poder usar dicho sistema de notificación fehaciente, y dejar constancia de la aceptación del mandato mediante la técnica de correo electrónico certificado. Una de las formas más sencillas de conseguir la desmaterialización del mandato sin tener que gestionar firmas manuscritas.

Como preparar los mandatos SEPA – Identificador del acreedor


Uno de los datos importantes del mandato SEPA es el “identificador del acreedor” o “creditor Identifier” que tiene una regla de construcción un poco enrevesada en cuanto al cálculo del código de control.

En Españal formato es este: ESZZXXXAAAAAAAAA, siendo:

  • ES: código del país España según la norma ISO 3166
  • ZZ: dígitos de control (cuyo cálculo se explica a continuación)
  • XXX: sufijo (normalmente 000, pero el acreedor puede gestionar más de un canal de adeudos poniendo otros valores)
  • AAAAAAAAA: CIF del acreedor, frecuentemente una letra seguida de 8 cifras, sin espacios, guiones u otros símbolos.
Los dígitos de control se calculan en base al NIF, aplicando el modelo 97-10 (regla de cálculo definida en la norma ISO 7604 y ampliamente usada en la norma ISO 20022, UNIFI).
  • Tomamos posiciones de la 8 a la 15, es decir el CIF, añadiendo ES y 00
Por ejemplo, en el caso de EADTrust, B85626240ES00
  • Convertimos letras a números, considerando que la A es 10, la B es 11, … la E es 14, … la  S es 28, … hasta que la Z es 35.
Por ejemplo, en el caso de EADTrust, 1185626240142800
  • Aplicamos modelo 97-10 (dado un número, lo dividimos entre 97 y restamos a 98 el resto de la operación. Si se obtiene un único dígito, se completa con un cero a la izquierda)
Por ejemplo, en el caso de EADTrust, el resto de dividir 1185626240142800 entre 97 sale 21 y 98-21=77, por tanto el código completo:  ES77000B85626240