Archivo de la categoría: Blockchain

Hoy se ha presentado oficialmente el consorcio Alastria


Hoy, 17 de octubre de 2017 se ha presentado Alastria en varios actos simultáneos celebrados en la Bolsa de Madrid y en Barcelona, Bilbao, Málaga y Valencia.

Se trata de un consorcio formado por empresas e instituciones españolas de diferentes sectores que emplea la tecnología de cadena de bloques (blockchain) en la variante definida por Ethereum, y, en particular, la implementación de JP Morgan-Chase denominada Quorum.Miembros-Alastria

Miembros de las empresas participantes en el consorcio han insistido en la importancia de la seguridad en esta red de “blockchain”, con especial énfasis en la identidad digital, que permitirá a los usuarios tener el control sobre su información personal de forma transparente en las transacciones y siempre dentro del marco legal español. Iniciativas como uPort, sovrin y el Reglamento UE 910/2014 se intentan armonizar en el sistema que finalmente se adopte.

La red Alastria albergará un blockchain semipúblico de acceso restringido formado por nodos -computadoras alojadas por diversos participantes- con un registro imborrable de eventos y sus endosos  replicado por todos los nodos. De esta forma, los socios de esta red podrán desarrollar servicios y productos dentro de Alastria con total confianza y seguridad. El hecho de que la identidad digital de cada miembro esté certificada y garantizada permite utilizar la tecnología de contratos inteligentes (smart contracts) sobre la que se pueden ofrecer servicios y explotar aplicaciones en un entorno transversal y con plenas garantías legales en España.

Blockchain de bitcoin y otras cadenas de bloques


ethereumLas ciberdivisas ganan cada día en popularidad, y, especialmente, las tecnologías que garantizan la preservación de la historia de sus transacciones o endosos.

Es importante distinguir entre tres cosas que comúnmente se confunden:

  • la cibermoneda, por ejemplo, bitcoin,
  • la cadena de bloque específica que la sostiene y
  • la idea de blockchains en general.

La cadena de bloques o “blockchain” es una tecnología que se suele denominar DLT (distributed ledger technology, o libro mayor distribuido) aunque en mi opinión, la denominación es errónea, porque se trata más bien de un libro diario replicado, es decir RJT, replicated journal technology.

En esencia el blockchain de bitcoin es un libro de contabilidad público, compartido, confiable, que todo el mundo puede inspeccionar (si cuenta con el software adecuado y una conexión a internet), y que lo controla un colectivo de usuarios concretos denominado “de mineros”.

Ese control está automatizado por el algoritmo utilizado en el software de “minería”  que decide qué transacciones se admiten en los bloques. La decisión se basa en la probabilidad de encontrar un valor hash para el bloque que resume un conjunto de transacciones con ciertas restricciones.

Las solicitudes de transacciones se generan desde las carteras de los usuarios en general (tanto minero como no mineros), y se firman con una firma electrónica basada en criptografía de clave pública en el campo matemático de las curvas elípticas.

Las solicitudes de transferencia se encolan y los mineros las seleccionan por el monto de comisión que ofrece el solicitante o por la prisa del minero en completar un bloque.

Una vez definido el bloque (y las transacciones incluidas en el, que pueden ser diferentes para diferentes mineros), se calcula el hash del bloque concatenando un valor “nonce” de ajuste. El minero varía el valor del ajuste hasta que el resultado es un hash que cumple con las restricciones (por ejemplo empezar por una cierta cantidad de ceros). Hay que ir probando valores de ajuste a toda velocidad y calcular los hashes del resultante, para lo que se usan equipos especializados que se miden en MHS (Mega hashes por segundo), lo que consume mucha energía. El esfuerzo inversor en potencia de cálculo de hashes (y energía) marca el denominado PoW (Proof of Work) demostración de esfuerzo, que favorece estadísticamente a los mineros que se agrupan (forman “pools”) y distribuyen entre ellos los rangos de valor de ajuste para combinar potencia de cómputo y mejorar las probabilidades de acertar con el hash que cierra un bloque.

Si da con el valor hash adecuado, lo transmite a otros mineros que comprueban muy rápidamente que el bloque, el ajuste y el hash cumplen las restricciones del protocolo. Entonces todos los mineros descartan el bloque en el que estaban trabajando, incorporan el que reciben y lo difunden a otros mineros.

El minero que construyó el bloque válido obtiene como recompensa (la mena de minería) nuevos bitcoins, además de las comisiones de las transacciones del bloque.

Si dos mineros dan con un bloque y un ajuste válidos más o menos al mismo tiempo, el bloque mayoritariamente adoptado por los demás para seguir construyendo la cadena de bloques es que se lleva el premio. A ese mecanismo se le denomina “consenso”.

Dado que todas las transferencias figuran en la cadena de bloques, queda claramente trazado de quien a quien se transmite el valor, y de esa información la cartera de cada interviniente refleja las transacciones en las que se asocia su identidad como ordenante o beneficiario. Existen varios tipos de carteras, unas que podemos denominar “completas” porque se descargan localmente la cadena de bloques (que en estos momentos ocupa unos 145 Gigabytes) y otras basadas en servidor que confían este almacenamiento a un prestador del servicio de carteras.

Bitcoin es una cibermoneda que ha ido aumentando su valor respecto a las monedas convencionales como el euro, con muchas fluctuaciones de valoración y con fundadas sospechas de inflación por los intereses especulativos de quienes la usan, inversores y mineros.

Pero la tecnología blockchain permite gestionar los endosos de títulos valores o de títulos cambiarios que representen diferentes conceptos de valor. Esta tecnología la usan otras ciberdivissas, como Ether, que incorporan versiones más sofisticadas de la cadena de bloques (Ethereum) que permiten implementar contratos inteligentes (Smart Contracts)

Decenas de empresas de nueva creación (startups) ahora esperan aprovechar la tecnología blockchain, para proyectos de organizaciones descentralizadas (DAO, Decentralized autonomous organization) financiándose en modalidades específicas de “crowfunding” con criptomonedas denominadas ICO – Initial Coin Offering.

La tecnología de Blockchain, que en el caso de las ciberdivisas necesariamente debe utilizarse de forma abierta, se adapta a usos diferentes dando lugar a blockchains privadas, semipúblicas y restringidas (permisionadas es un barbarismo que no me gusta), donde solo los miembros del colectivo pueden leer y escribir el histórico de transacciones.

Entre los usos que afloran figuran algunos muy interesantes:

  • los asociados a la gestión y transmisión de titularidad de bienes raíces, en contextos, funcionales asimilables a los Registros de la Propiedad y el Catastro,
  • los asociados a la gestión y transmisión de titularidad de documentos electrónicos auténticos, firmados electrónicamente o no, identificados con un códigos seguro de verificación. Un ejemplo de esto es el Cartulario de EADTrust.
  • los asociados a la gestión y transmisión de titularidad de objetos valiosos y singulares como diamantes, precias preciosas y obras de arte
  • los asociados a la gestión y transmisión de dinero entre entidades financieras, formando una cámara de compensación restringida a las entidades participantes, lo que permite ahorrar costes de comisiones de SWIFT con el mismo efecto. Una de las iniciativas en este sentido es R3 y su plataforma Corda
  • los asociados a la gestión y transmisión de títulos valores representativos de acciones en sociedades cotizadas (alternativa a la bolsa) o no cotizadas. Para lo que existe ya el concepto y la legislación de los sistemas de “anotaciones en cuenta”. En Estados Unidos, el NASDAQ y otras Bolsas experimentan con esta tecnología.
  • los asociados a la gestión y transmisión de títulos cambiarios, como plataforma de endosos. Un uso pionero de una tecnología de endosos similar a blockchain fue el proyecto Pista – Títulos Cambiarios que ayudé a definir en FESTE en 1999 y se desarrolló en 2002.

La combinación de tecnologías que es adecuada para ciberdivisas puede no ser suficiente para ciertos usos. Por ese motivo, elementos como los mecanismos de cadena de bloques se manejan por su valor tecnológico en otros contextos, modificando el formato de los bloques, el protocolo de intercambio, el mecanismo de validación de bloques (por ejemplo para requerir menos energía o para acelerar la capacidad de gestión de transacciones), o limitando los potenciales usuarios.

En España se ha presentado una iniciativa denominada inicialmente Red Lyra y ahora Alastria que aglutina expertos de múltiples procedencias y que impulsará una blockchain multisectorial con énfasis en la gestión de identidades. Ya se han producido avances y en septiembre de 2017 realizará nuevos anuncios.

También en España, AENOR ha constituido un grupo de trabajo de normalización sobre Blockchain que colaborará con los grupos homónimos de otros países en el marco de ISO (International Standards Organization).

Un concepto normalmente equivocado es asumir que la cadena de bloques sirve para dejar constancia de la existencia de un determinado activo digital en un momento dado. Lo que técnicos influenciados por el marco jurídico anglosajón denominan “notarizar“. Para ese objetivo, la tecnología adecuada es el “time stamping“, el “sello de tiempo”, que además cuenta con un marco regulatorio muy evolucundado gracias al Reglamento Europeo UE 910/2014 (EIDAS).

Es cierto que blockchain también asigna momentos temporales a las transacciones pero es como clavar un clavo con el mango de un destornillador: se puede, pero los clavos se clavan mejor con martillos y el destornillador (o atornillador) es mejor para hacer entrar o salir tornillos girando.

Si necesita apoyo para aplicar la tecnología blockchain a su proyecto (o la más adecuada, si fuera otra), contacte con EADTrust. Le asesoremos y le proporcionaremos la caja de herramientas para llevarlo a cabo. 902 365 612

 

 

 

 

Recursos para aprender a desarrollar DApps usando el lenguaje de programación Solidity de Ethereum


SolidityExisten recursos formativos disponibles en Internet que son útiles tanto para desarrolladores experimentados como para principiantes que quieren aprender más sobre la construcción de aplicaciones en la cadena de bloques Ethereum.

Hay que tener en cuenta que debido a que la tecnología de Smart Contracts es tan nueva, muchos de estos recursos formativos están en continua actualización.

  • El recurso más completo para Solidity es la documentación de Solidity. Este recurso se dirige a personas familiarizadas con la programación, pero que pueden no tener experiencia con Ethereum o la tecnología blockchain en general.
  • Ether.fund mantiene una lista de ejemplos de contratos de Solidity que pueden ser un recurso útil para desarrollar sus propios contratos o entender cómo funcionan los diferentes métodos.
  • El Ethereum Github Wiki contiene una lista de recursos para los desarrolladores de DApp que serán más útiles para aquellos con algún fondo de programación. Estos incluyen herramientas, ejemplos de código, entornos de desarrollo y referencias técnicas.
  • Los novatos en programación y en la cadena de bloques Ethereum, puede encontrar útil esta Introducción a la programación de contratos inteligentes. Introduce conceptos básicos en el desarrollo de DApp y guía al lector a través de un posible flujo de trabajo de desarrollo de DApp.
  • Este otro tutorial de “Intro to Dapp Development” es un trabajo en evolución continua. En estos momentos ofrece un recorrido a través de la instalación de Geth (la interfaz de linea de comandos), la ejecución de un nodo local, un diseño de contrato básico, y un ejemplo de contrato de subasta más avanzado.
  • Quienes son absolutos principiantes en relación con la programación, pueden necesitar aprender primero los conceptos básicos involucrados en cualquier lenguaje. Codeacademy tiene tutoriales interactivos gratuitos que enseñan los fundamentos de javascript, el lenguaje en el que se basa Solidity. Si bien algunos detalles y la sintaxis muestran diferencias, muchos de los conceptos básicos de Javascript son aplicables a Solidity.

Revista electrónica de derecho registral IPRA-CINDER sobre Blockchain


El pasado 23 de marzo de 2017 se presentó en Washington la nueva revista electrónica de derecho registral IPRA-CINDER.

El IPRA-CINDER es una organización internacional, independiente y sin ánimo de lucro cuya finalidad principal consiste en promover y fomentar el estudio de los temas y cuestiones relacionados con el registro de la propiedad.

Las siglas IPRA corresponden a su denominación en inglés “International Property Registries Association” y las siglas CINDER a la denominación en español “Centro Internacional de Derecho Registral”.

El acto tuvo lugar en el salón de plenos del Banco Mundial (Preston Auditorium) durante la celebración de la Land and Poverty Conference de 2017.

IPRA CINDER International Review

Revista electrónica de derecho registral

Hasta los años ochenta, CINDER publicó una revista de derecho registral en papel.

En esta nueva época se edita en formato electrónico y en  inglés, al objeto de facilitar el acceso a sus estudios e investigaciones a académicos de cualquier procedencia.

Forman parte del comité científico un destacado elenco de catedráticos de distintos países y diversas tradiciones jurídicas: Reiner Schulze (Alemania), Yves Picod (Francia), Peter Sparkes (Inglaterra), Sjef Van Erp (Holanda), Pamela O’Connor (Australia), Rod Thomas (Nueva Zelanda), Celso Fernandes (Brasil) y Benito Arruñada (España), así como el lead ecomomist del Banco Mundial Klaus Deinninger (Washington)

El primer número está dedicado al debate sobre la posibilidad de aplicar la tecnología blockchain (cadena de bloques) a los registros de la propiedad. Es un tema candente en el ámbito internacional.

La edición de la revista, según lo acordado en la última asamblea de IPRA-CINDER, ha corrido a cargo de la delegación para América del Sur que se encuentra en Brasil.

La organización destaca el mérito de Sergio Jacominio, presidente del IRIB (Instituto del Registro Inmobiliario de Brasil) por el trabajo realizado. Esta institución da acceso a este número que incluye interesantes reflexiones sobre la influencia del Blockchain en la actividad registral.