Ecosistemas de innovación


Un entorno social favorable es la base para impulsar el emprendimiento de innovación, junto con la disponibilidad de personal formado y un marco atractivo para los inversores. El buen tiempo y la disponibilidad de contextos de ocio contribuye a captar talento.

España está mejorando en sus posiciones para albergar ecosistemas de innovación pero le queda camino por recorrer en aspectos como la fiscalidad de las stock options, las deducciones de I+D y el coste de la energía.

En la década de los setenta muchos emprendedores decidieron instalarse para desarrollar sus proyectos en Silicon Valley, una zona de California. No era casual, en un mismo lugar estaban instaladas empresas competidoras y complementarias de tecnología que la dotaban de un enorme dinamismo tecnológico y empresarial impulsado en buena medida por la Universidad de Stanford. Esta institución se preocupó por darle un enfoque empresarial a sus investigaciones, lo que permitió traducir las ideas en oportunidades de negocio concretas, con la innovación como el eje central.

Stanford creó un ecosistema que promovió y facilitó el emprendimiento a través de la creatividad. Así, implementó una incubadora de negocios que ayudaba a los emprendedores a materializar las ideas.

El emprendimiento se ve como una oportunidad de desarrollo económico y social, y no falta interés en incentivarlo. Sin embargo, si no se crean las condiciones necesarias, el contexto de innovación no será sostenible y ello puede dar lugar a un reguero de innovadores desanimados o expatriados.

Hay que favorecer la financiación de proyectos, pero no es suficiente. Uno de los aspectos a mejorar es la cultura del fracaso como camino al éxito. En España no se ve como algo positivo incluir los fracasos en el curriculum vitae. Lo contrario de lo que sucede en el propio Silicon Valley.

El objetivo de desarrollar polos de talento e innovación se extiende a diferentes países que compiten entre sí por mejorar las condiciones para los emprendedores que pueden idear la próxima tendencia disruptiva.

En Tel Aviv, Israel, se encuentra Silicon Wadi, que en la década de los sesenta creó un ecosistema propicio para el emprendimiento. De acuerdo con Innovation Union, en 2014 Israel fue el país que más invirtió en Investigación y Desarrollo, destinando un 4.2 por ciento de su PIB.

China es sede de Zhongguancun, un centro tecnológico situado en el distrito de Haidian, Pekín que comenzó a popularizarse en los ochenta al emular el Silicon Valley de California.

En la Bangalore, India, se asienta Electronics City, un parque industrial enfocado en la electrónica. Este lugar ha sido incubadora de los principales cerebros en informática. Actualmente, se está trabajando fuertemente para retener los talentos en el país.

En España, varias ciudades se intentan posicionar para atraer talento e inversores.

La presencia de aceleradoras es clave en la composición del ecosistema emprendedor, porque impulsan las primeras etapas de una startup ofreciéndoles asesoramiento para que puedan continuar con un plan de negocio prometedor.

La diversidad cultural por la inmigración, el panorama político, el clima, las vistas al mar, la gastronomía y la participación del sector financiero a través de inversores, son otras características que benefician a los emprendedores.

Las ciudades atractivas favorecen la proliferación de startups, acogen actividades vinculadas con el mundo del emprendimiento impactando en la cultura. En ellas, florecen los espacios de coworking, sitios físicos y/o virtuales donde se reúnen profesionales independientes o pequeñas empresas para desarrollar sus proyectos disminuyendo los costos de infraestructura y alimentándose de sus respectivas labores.

Barcelona

Símbolo de innovación e investigación, Barcelona es una de las ciudades atractivas como polo de innovación, y, entre otros alicientes, acoge algunas de las mejores universidades empresariales del mundo, que  intentan amoldarse a los vertiginosos ritmos de la tecnología.

Hay coworking, inversión, y el Mobile World Congress.

Valencia

Valencia está desarrollando un ecosistema emprendedor completamente espontáneo, construido por jóvenes que han decidido poner en marcha sus empresas allí y han confiado en las aceleradoras y productoras de start up afincadas en esta zona.

Valencia cuenta con un coste de vida más asequible que otras ciudades como Madrid y Barcelona.

Madrid

La bonificación fiscal a los emprendedores y creadores de empresas, ha logrado una buena red de viveros, cuenta con un buen tejido inversor y dispone de las mejores universidades y escuelas de negocios del país. El dinamismo del entorno informático y tecnológico refleja una cierta libertad para dejar un trabajo e incorporarse a otro, pese al entorno de crisis.

Málaga

Ha dado los pasos para ser un destino de innovación. La infraestructura turística ha propiciado medios de comunicación en ingles (televisiones, radio y medios impresos) que favorece la acogida de talento internacional. El Parque Tecnológico aporta infraestructuras y relaciones y las universidades personal cualificado.

País Vasco

La infraestructura de impulso al I+D+i y la participación en programas europeos destaca frente a otras comunidades y su genoma industrial favorece la polinización cruzada de tecnologías, por ejemplo, para Internet de las Cosas.

Zaragoza.

Equidistante de Barcelona, Madrid y Bilbao, es un entorno inmejorable desde el punto de vista logístico, con empresas tecnológicas entre las que existe gran movilidad de personal. Las universidades movilizan inquietudes de los estudiantes que inician proyectos emprendedores.

Cripto

Los sectores Fintech, Asurtech y Regtech experimentan gran dinamismo y se interpretan como oportunidades tras el Brexit. España puede ser interesante para los entornos de tecnologías financieras en donde iniciativas como Alastria (entorno cooperativo de blockchain multisectorial) situan a España en la vanguardia internacional.

Sin embargo el inmovilismo del entorno regulatorio del Banco de España y de la Dirección General del Tesoro hacen temer que se puedan perder oportunidades (como la PSD2) frente a otros países más dinámicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.