Las empresas deben poder acreditar la “remisión” de facturas


En el seminario de hoy con Atenea Interactiva he hecho mención de la Resolución nº 00/1582/2007 de Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC), 9 de Junio de 2009 en la que, para sorpresa de propios y extraños, el TEAC impone a una empresa la “carga de la prueba” de la remisón de facturas (eso sí, en un caso particular de facturas rectificativas).

Según la resolución, las empresas deberán recurrir a servicios como Noticeman para poder acreditar no tanto la recepción de facturas por parte del destinatario, como el mismo hecho de la remisión de las facturas por el obligado tributario emisor.

Está claro que ya no es suficiente con enviar las facturas por correo postal “sin más”.

One thought on “Las empresas deben poder acreditar la “remisión” de facturas

  1. Esa sentencia está teniendo efectos destructivos.

    Últimamente la AEAT exige una prueba o justificación del envío o remisión de la factura rectificativa al destinatario de la operación en el marco del procedimiento de modificación de la base imponible que realice el acreedor, según el artículo 80 LIVA y 24 RIVA, al amparo del artículo 105 de la LGT que establece que “en los procedimientos de aplicación de los tributos quien haga valer su derecho deberá probar los hechos constitutivos del mismo”.

    Así pues, impone para considerar procedente la modificación de la base imponible, el que se justifique la remisión de las facturas rectificativas al destinatario por un medio del que quede constancia su envío, tal como notificaciones electrónicas (Noticeman), burofax o conducto notarial.

    En cuanto a la obligación por parte del acreedor de comunicación a la AEAT de la modificación de la base imponible realizada (mediante escrito en el plazo de un mes desde la fecha de expedición de la factura rectificativa), se aconseja acompañar también, aparte de la documentación exigida en el artículo 24.1.2º RIVA (copia de las facturas rectificativas y copia del auto judicial de declaración de concurso o, en el caso de créditos incobrables, los documentos que acrediten que el acreedor ha instado el cobro del crédito mediante reclamación judicial o requerimiento notarial), justificación de dicha remisión o envío de las facturas rectificativas al destinatario de la operación (deudor) para evitar que la AEAT solicite posteriormente dichos documentos al objeto de demostrar la remisión de la factura rectificativa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s