Mastercard analiza la evolución del comercio electrónico


En Europa, más del 13% de los usuarios de smartphones realizaron alguna compra a través de su teléfono en 2012.

Las compras online se han convertido en el modo de compra favorito de muchos consumidores. Así lo demuestran algunos datos recientes obtenidos por MasterCard en los que se deja patente que las compras a través de Internet, además de ofrecer un sistema de compra muy cómodo, ponen al alcance de los consumidores gran cantidad de ofertas exclusivas que mejoran las condiciones de las compras tradicionales.

MasterCard ha recopilado toda una serie de estudios y datos de diferentes fuentes nacionales e internacionales que ponen de manifiesto el gran auge del e-commerce en todos los países de la Unión Europea, así como algunas propiedades específicas de este tipo de compras.

E-commerce: compras sin fronteras
El e-commerce hace que las tiendas internacionales sean más accesibles. Los días en que los consumidores tenían que comprar en la tienda del barrio se acabaron. Hoy, el barrio, la ciudad o incluso el país ya no suponen una barrera para hacer cualquier tipo de compra. El e-commerce da un amplio acceso a multitud de bienes y servicios en todo el mundo. Según una encuesta encargada por la Comisión Europea, los consumidores tienen hasta 16 veces más oportunidades de elección si compran de forma online, que si deciden hacerlo de forma tradicional en tiendas de su propio país.

“El uso de métodos de pago internacionales como MasterCard permite a los consumidores tener acceso a multitud de productos y servicios ofrecidos en toda Europa y más allá”, declaraba Jennifer Rademaker, Vice Presidenta Senior de Productos MasterCard Europa. “Los consumidores pueden adquirir productos en París o Varsovia con los mismos estándares de seguridad, y disfrutar de total tranquilidad”.

Redes sociales. Enriqueciendo la experiencia de compra
El consumidor está descubriendo nuevas formas de comprar gracias al crecimiento de las redes sociales, que funcionan cada vez más como un canal complementario a la compra tradicional u online. Los ciudadanos, a través de las redes sociales, se involucran más en el proceso de compra, comparten información con comunidades afines a sus aficiones. Además, estos nuevos canales les permiten aprender a través de las reseñas de otros clientes, o recibir respuestas en tiempo real de sus amigos antes de realizar una compra, bien poniendo un vínculo al objeto deseado, o simplemente haciéndose una foto en los probadores.

“Una herramienta para compartir contenidos como por ejemplo Pinterest, transforma el e-commerce en una experiencia más rica y visual”, comenta Jennifer Rademaker. “Estas redes sociales funcionan como sistemas de recomendación peer-to-peer y plataformas de sindicación, permitiendo a los consumidores encontrar las mejores ofertas”.

Disfrutar de los mejor de los dos mundos
La compra online y a través del móvil ha crecido exponencialmente a lo largo del último año. Para muchos europeos, el smartphone es ya un importante compañero de compra: en septiembre del 2012, más del 13% de los poseedores de smartphones realizaron alguna compra a través de su teléfono móvil.

Sin embargo, este espectacular crecimiento no ha puesto fin a las compras físicas por parte del consumidor. De hecho, aquellos que compran tanto online como offline se benefician de lo mejor de estos dos mundos.

“La forma de utilizar los dispositivos móviles y tablets muestra algunos nuevos hábitos de los ciudadanos de hoy en día: siguen viendo a sus amigos en el mundo físico, pero se mantienen en contacto con ellos mucho más gracias a las herramientas del mundo online”, explica Jennifer Rademaker. “Esta forma de relacionarse se refleja también en el modo de comprar, que se está volviendo multicanal. Ahora, los consumidores pueden ver un producto online y comprarlo en la tienda, o al revés, asegurándose así además de que obtienen las mejores ofertas y servicios disponibles”.

Según un estudio reciente de comScore, casi uno de cada dos (44%) propietarios de smartphones en el Reino Unido hicieron por lo menos una compra online mientras se encontraban físicamente en una tienda.

Los comercios han entendido esta nueva tendencia en crecimiento y están adaptando su estrategia de ventas a esta situación. Un estudio reciente, encargado por MasterCard, y realizado por The Economist Intelligence Unit, revela que el 30% de los comerciantes están integrando su experiencia de compra online y offline.

La seguridad sigue siendo una prioridad
Las mejores compras son las más seguras. La seguridad de una transacción está dentro de las prioridades que influyen en la decisión de compra del consumidor. Por ello, tanto en su versión online como en las tiendas físicas, MasterCard asegura que las transacciones sean siempre las más seguras.

“La seguridad no debería que ser una barrera para los consumidores que quieran comprar online. La diversidad de las herramientas de pago disponibles para los diferentes tipos de consumidor, asegura que todos puedan beneficiarse de las ventajas del e-commerce.”, concluye Rademaker.

Los consumidores españoles pueden elegir entre distintas herramientas internacionales de pago online 100% seguras. Todas las herramientas de pago MasterCard aseguran una transacción de pago online segura para el consumidor, una de ellas es MasterCard® SecureCode™, un código privado de seguridad para compras online.

El comercio electrónico es un negocio al alza en España

Pilar-AurrecoecheaSegún los últimos datos de la CMT, en el segundo trimestre de 2012, el comercio electrónico en España alcanzó un volumen de negocio superior a los de 2.640 millones de euros, lo que supone un 13,7% más que en el mismo trimestre de 2011; con un total de 36,7 millones de operaciones.

Estos datos se ven refrendados, a cierre de 2012, por las últimas cifras registradas por MasterCard en España. Así, el volumen de gasto en las compras en 2012 a través de tarjetas MasterCard en Internet ha aumentado en nuestro país un 16% respecto al año pasado y el número de transacciones en Internet, procesadas por MasterCard, ha crecido un 22%.

“Estamos viendo como los consumidores en España ya no sólo comparan y miran a través de Internet, ahora se sienten seguros, confiados y cómodos al realizar sus compras online de forma habitual y adaptando su comportamiento de compras también en tiendas del espacio online. Esa oferta hace que el consumidor obtenga lo mejor de los dos mundos y le aporta una experiencia de compra más amplia y ventajosa” afirma Pilar Aurrecoechea, Directora General de MasterCard en España y Portugal.

Por otra parte, a nivel europeo, casi el 60% de las familias afirma que prefieren comprar online y aprovechar así las mejores ofertas. A pesar de esto, una de cada cinco personas no se siente cómoda compartiendo su información financiera online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s