Miguel Sanz “Navarra: innovar, competir y sostener”


Hace unos dias preparé un breve resumen de la intervención de Miguel Sanz en el Club Siglo XXI el lunes 20 de diciembre de 2011.

Con tiempo, he preparado el fichero de  audio que pude grabar con el móvil (pido disculpas porque falta el principio y la brillante introducción de Ricardo Martí Fluxá, y porque la calidad de sonido  es manifiestamente mejorable).

Incluyo también información adicional, de los medios que se hicieron eco del evento.

De Diario de Navarra

Sanz: “La deuda y el paro exigen valentía para tomar medidas duras y dolorosas”

  • El presidente intervino en el Club Siglo XXI de Madrid y fue presentado por Martí Fluxá
  • Planteó la posibilidad de fijar una tasa mínima en Salud por ingreso, salvo para los que no tengan capacidad económica
Miguel Sanz Sesma, Presidente de Navarra, en el Club Siglo XXI el 20 de diciembre de 2010

El presidente Miguel Sanz, con una pintura del Rey y del Príncipe detrás, durante la conferencia en el Club siglo XXI. MODEM PRESS

“Nuestro alto nivel de endeudamiento y la alta tasa de desempleo exigen valentía para adoptar medidas duras y dolorosas”. Fue el mensaje que el presidente Miguel Sanz expuso en la conferencia que dio ayer por la tarde en Madrid, en el Club Siglo XXI, bajo el título Navarra: Innovar, competir y sostener.

El acto tuvo lugar en el Hotel Eurobuilding, y el encargado de presentar al presidente fue el ex secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, actualmente presidente de la empresa aeronáutica española ITp y de la Asociación Española de Constructores de Material Aeroespacial, entre otros cargos empresariales.

Miguel Sanz ofreció una de sus últimas conferencias en Madrid como presidente del Gobierno de Navarra, tras 14 años en este cargo. Volvió a dejar sobre la mesa el mensaje que más ha reiterado en los últimos tiempos: el necesario acuerdo entre los grandes partidos nacionales, y con las comunidades autónomas, para tomar decisiones ante la crisis que no serán fáciles y que pueden tener su coste electoral. Recalcó que es “la hora del consenso”, del “patriotismo”, de “arrimar el hombro sin pensar en la tajada política”.

Medidas difíciles que puedan impulsar la economía y que permitan mantener el actual sistema de bienestar. Esta última tarea es difícil, puntualizó el presidente, “si no hay crecimiento económico”. En Sanidad, Sanz ve necesario priorizar un gasto cuya factura es “preocupante, cuando no alarmante” en algunas comunidades. Apuntó incluso “fórmulas de corresponsabilidad” en el pago sanitario. Citó la posibilidad de fijar una tasa mínima compensatoria por ingresar en un centro hospitalario y por manutención. “Salvo para aquellos que no tengan la capacidad económica mínima y siempre preservando la gratuidad y universalidad en el acceso a la asistencia sanitaria pública y la intervención quirúrgica”, matizó.

Diputaciones y TV autonómica

Ante la crisis, el sector privado ya está tomando medidas difíciles, “porque su supervivencia depende de ellas”, afirmó. Y el sector público “también tiene la obligación de hacerlo”. “Aunque siempre puede posponerlas, como desafortunadamente ha venido ocurriendo en España, hasta que los que nos prestan su dinero dejen de hacerlo porque empiezan a dudar de nuestra solvencia”.

Sanz defendió el papel de las comunidades autónomas frente a los que en estos momentos de crisis las tachan de “despilfarradoras” e incluso plantean que sería mejor prescindir de ellas “y volver a un estado unitario”. Afirmó que eso sería “un grave error” y socavaría “uno de los pilares esenciales” de la convivencia en España. Aseguró que la mejora “sustancial” que ha vivido el país en los últimos años se debe precisamente al estado autonómico.

Pero eso no es óbice para revisar algunas cuestiones, agregó. Citó en concreto las diputaciones provinciales, “que solapan su acción con municipios y comunidades”; el excesivo número de municipios; las televisiones autonómicas, “que desangran los presupuestos públicos”; las “embajadas” que algunas comunidades tienen en otros países; y organismos que con el tiempo se han mostrado ineficaces. “Sería bueno revisar estos aspectos y actuar con un criterio de austeridad y contención del gasto”, aconsejó.

Extendió esta recomendación a la Administración central, que en Sanidad, Educación o Servicios Sociales puede estar duplicando servicios y gastos con las comunidades autónomas.

El presidente consideró esencial para afrontar la situación económica buscar la competititividad, en la que “es clave” una apuesta por la innovación que lleve a mejorar los servicios y disminuir los costes. Citó también la educación permanente y “la flexibilidad en el mercado laboral”. Defendió que las administraciones deben prestar servicios públicos “sostenibles” en el tiempo, y que antes de ampliarlos hay que sopesar si hay posibilidades económicas de mantenerlos después de forma indefinida.

Reforma laboral, corta

Sanz hizo referencia a la reforma del sistema laboral. En su opinión, la que ha impulsado el Gobierno central “se queda muy corta para lo que se necesita”. Él propone incluir varias medidas: facilitar a las pymes una contratación “adecuada” a sus necesidades, “de forma que puedan adaptar la plantilla y la jornada de trabajo a la demanda de la producción”; incentivar la contratación; facilitar la gestión, simplificando los procedimientos de contratación y disminuyendo los tipos de contratos; favorecer la intermediación entre los que demandan empleo y las empresas, permitiendo la competencia en esta materia; y que las sociedades públicas de capital-riesgo impulsen, estimulen y participen en inversiones productivas. Además, reclamó un tratamiento fiscal a las empresas que favorezca la exportación, la atracción de inversión extranjera y la reinversión de sus beneficios.

Reforma de las pensiones

El presidente aplaudió el principio de acuerdo entre el PSOE y el PP en la “necesaria reforma de las pensiones”. Consideró “imprescindible” asegurar una mayor equidad aumentando el periodo de cálculo de las pensiones. Y no concretó si ampliaría la edad de jubilación, ya que mantuvo que es una decisión que se debe adoptar con el asesoramiento de expertos.

Sanz dejó claro que es consciente de que la crisis económica es grave, pero también de que se puede superar si se ponen en marcha “urgentemente” medidas correctoras. Pero el futuro se presenta difícil. Para crear un escenario de recuperación “creíble” se debe crear empleo, y eso requiere de un crecimiento económico que esté por encima del 2%, algo que “no es previsible que ocurra en 2011”, alertó.

El presidente se centró en Navarra, su situación y en las actuaciones que ha llevado a cabo el gobierno que preside. Relató que cuando la política nacional discutía sobre si había crisis o no, la Comunidad foral empezó a tomar medidas consensuadas entre el Gobierno de UPN y el PSN y contando con los agentes económicos y sociales. Citó el Plan Navarra 2012 de inversiones, el Plan Moderna y medidas anticrisis como el Plan Renove para la compra de vehículos. Sanz destacó que la Comunidad foral ocupa el puesto 32 en el rankingde las 271 regiones de la UE por renta per cápita, es “la más industrializada de España” y la “más competitiva”, además de la que cuenta con “mejores servicios sanitarios” y está en cabeza en las energías renovables.

Miguel Sanz aboga por reducir el número de municipios y senadores

  • El presidente navarro ha defendido el papel de las Comunidades Autónomas frente a aquellas voces que últimamente, en estos momentos de crisis, las tachan de “despilfarradoras”
  • Sanz ha intervenido en Madrid en el ciclo de conferencias del Club Siglo XXI
  • Sanz también ha apostado por revisar las televisiones autonómicas, las “embajadas” de las comunidades en distintos países

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, ha abogado hoy por revisar, en este momento de grave crisis económica, el número de municipios, las televisiones autonómicas, las “embajadas” de las comunidades en distintos países y por reducir los escaños en el Senado. Sanz ha hecho estas reflexiones en la conferencia que, bajo el título “Navarra: innovar, competir, sostener”, ha pronunciado en Madrid dentro del ciclo de conferencias del Club Siglo XXI denominado “La coyuntura presente: alternativas y soluciones”.

En su intervención, el presidente navarro ha defendido el papel de las Comunidades Autónomas frente a aquellas voces que últimamente, en estos momentos de crisis, las tachan de “despilfarradoras”, dejando entrever que deberían desaparecer.

“Me parece que ello, no sólo constituye un grave error, una equivocación mayúscula, sino que socava uno de los pilares esenciales de nuestra convivencia”, ha dicho, antes de recordar que el actual modelo es fruto de uno de los acuerdos esenciales que se fraguaron en la Transición.

En este contexto, ha hablado de las bondades del sistema autonómico y de las mejoras “espectaculares” que se han producido como consecuencia de su aprobación en las comunicaciones y en los servicios, entre otras cosas.

Un cambio que, en su opinión, no se hubiera producido, ni en treinta ni en trescientos años, si se hubiera continuado “con un sistema centralista similar al de la dictadura franquista”.

El presidente de Navarra ha admitido que el sistema actual es mejorable, y que probablemente se hayan producido abusos por parte de alguna institución o responsable político, pero ha insistido en que no se puede elevar “la excepción a rango de norma”.

Así, ha abogado por revisar el funcionamiento de algunas instituciones que “consumen muchos más recursos de lo que aportan a la sociedad” y se ha referido a las diputaciones provinciales, que “solapan su acción con municipios y comunidades autónomas”.

También se ha mostrado partidario de revisar el “excesivo” número de municipios, las televisiones autonómicas, que en su opinión desangran los presupuestos públicos, y las embajadas autonómicas, aplicando un criterio de austeridad y contención del gasto.

Sanz ha dicho que la administración central también debe controlar su funcionamiento evitando órganos y gastos que se duplican con las comunidades después de un intenso proceso de traspaso de competencias y servicios que prestan las autonomías.

Y existen otras instituciones, como el Senado, cuya reforma debería abordarse para que su acción fuera realmente efectiva, en opinión del presidente navarro, que se ha inclinado por reducir considerablemente el número de escaños, de los 256 actuales a 116 ó 120 senadores.

“Es hora del consenso, de la concertación, de arrimar el hombro sin pensar en la tajada política (…), del patriotismo, de hacer por España lo que hay que hacer y dejar de lado discusiones retóricas que aburren y desmotivan a los ciudadanos”, ha indicado.

Finalmente, ha insistido en la necesidad de acometer reformas para hacer de España un país más competitivo, y ha dicho que para ello hay que salir de las “trincheras” políticas, mediáticas, sectoriales y gremiales para alcanzar acuerdos de Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s