150 representantes municipales de Navarra participaron en una jornada sobre Administración electrónica


En relación al evento que os comenté que organizaba ANIMSA, la Federación Navarra de Municipios y Concejos ha publicado un completo resumen que reproduzco.

Alrededor de 150 representantes y trabajadores de diferentes ayuntamientos de Navarra se dieron cita el pasado viernes 28 de noviembre en el Civivox de Jus La Rocha para asistir a la jornada “Administración Electrónica. Retos y soluciones para las entidades locales de Navarra”. La sesión, organizada por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona y coordinada por ANIMSA (Asociación Navarra de Informática Municipal), fue inaugurada por José Iribas, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pamplona y concejal delegado de educación, y por Amelia Salanueva, consejera de Administración Local del Gobierno de Navarra.

El objetivo de la jornada era profundizar en distintos aspectos relacionados con la introducción de las nuevas tecnologías en la Administración, así como mostrar experiencias actuales que sirvan de estímulo para que las entidades locales puedan ir acomodando su organización interna de cara a poner a disposición de los ciudadanos todas las herramientas necesarias para mejorar y agilizar los trámites administrativos.

En ese sentido, José Iribas recalcó que la nueva Ley Foral 11/2007, de 22 de junio, es “un reto y una obligación, porque la ley así nos lo obliga. Sin embargo, tenemos que verlo como una oportunidad de acercarnos más a los ciudadanos, que no son nuestros clientes, sino que son nuestros accionistas”. El concejal de Pamplona recordó que, durante el año 2007, el ayuntamiento de la capital navarra gestionó 200.000 trámites por vías electrónicas –en concreto 199.660- y que “es fundamental que los ciudadanos sepan que estamos a su servicio las 24 horas del día, para todos. Pero especialmente para aquellos que por su ubicación geográfica o problemas de movilidad tienen mayores dificultades para acercarse hasta las oficinas municipales”.

Para finalizar su intervención, destacó la importancia de “asegurar la privacidad y su garantía; que los ciudadanos pueden acceder on-line a los trámites cuando estos se están llevando a cabo; y, por último, que se fije la seguridad de todos los archivos electrónicos”.

Por su parte, Amelia Salanueva señaló que la jornada “supone un paso más en el avance que entre todos tenemos que seguir impulsando para dotarnos de mayor agilidad y eficacia”. Para la consejera, que mencionó la reciente firma de una orden foral por la que el Departamento de Administración Local ha concedido las ayudas de la convocatoria para fomentar la administración electrónica por un total de 600.000 euros, la nueva ley tiene que servir “como acicate para nuestras actuaciones. Por eso nuestro departamento está realizando un esfuerzo económico, al igual que el resto de entidades locales, que han visto incrementada en un 45% su presencia web”. De la misma manera, consideró “decisiva” la extensión de la firma electrónica, que se va a convertir en “un reto y una responsabilidad”.

Firma electónica y e-administración

Precisamente sobre la firma electrónica versó la primera ponencia de la jornada. El navarro Julián Inza, presidente de Albalia Interactiva y con una dilatada experiencia en el sector, hizo hincapié en diversos aspectos jurídicos y técnicos en relación a esta cuestión, en la que su empresa es una de las punteras. Inza reconoció que “queda mucho por hacer y la gente en realidad está bastante preocupada”, pero que precisamente esa preocupación “tiene su parte positiva, porque nos hará estar más alerta”.

Para comenzar su intervención, realizó un breve repaso a las diferentes normativas europeas, nacionales y locales que abordan la firma electrónica y destacó que se podía decir sin temor a equivocarse que España “es uno de los países más expertos del mundo en este ámbito. Hay que recordar que la firma electrónica surgió en 1979 en los Estados Unidos, pero ha sido Europa donde más y mejor se ha trabajado en ella y, en buena medida, por parte de empresas españolas. Así, ahora mismo se puede decir que tanto los juristas como los legisladores saben cada día más del tema, lo que es una ventaja a la hora de ajustar las leyes a la realidad”.

Para tratar de quitar algo de hierro a este desafío al que se enfrentan las entidades locales, Inza explicó que en la actualidad ya utilizamos bastantes documentos electrónicos con la mayor naturalidad, como tarjetas bancarias, billetes de metro y avión, etc: “de los aspectos técnicos, afortunadamente, ya se encargan los técnicos. Nuestro trabajo consistirá en que toda la validez que le damos ahora mismo a los documentos en papel, una validez que es más cultural que técnica, se la den los ciudadanos a los trámites electrónicos. Y para eso hay que vigilar que se fíen de todo el proceso, del mismo modo que ahora nos fiamos cuando con nuestro número pin sacamos dinero con una tarjeta de crédito o hacemos una compra en un comercio”.

Insistiendo en esta línea, Inza explicó que “a la firma en papel le damos un valor que en realidad no tiene, ya que es muy fácilmente falsificable, pero se la damos por la presunción de que es real. Eso es que lo tenemos que lograr con la firma electrónica, que los ciudadanos la tomen como algo real. ¿Y cómo vamos a lograr eso? Gracias a la criptografía, con claves privadas cifradas que sólo conoceremos nosotros y las autoridades de certificación, que darán fe de que efectivamente esa persona que está llevando a cabo un trámite soy yo y no otra”.

La clave de todo este proceso es, en palabras de Inza, lo que se denomina como el “Hash”. Un Hash es una función o método para generar claves o llaves que representen de manera unívoca a un documento, registro o archivo. Esto es, una especie de ADN de cada documento que nos sirva como prueba demostrada de que esas claves cifradas representan a ese documento en concreto y no a otro. Gracias a este proceso se podrá comprobar la autenticidad de los documentos y también que no hayan sido manipulados.

Inza especificó igualmente los tres diferentes tipos de firmas electrónicas existentes:

– la firma simple, que equivaldría a una firma manuscrita digitalizada. La firma electrónica es el conjunto de datos en forma electrónica, consignados junto a otros o asociados con ellos, que pueden ser utilizados como medio de identificación del firmante.

– La firma avanzada, que sería la firma realizada con técnicas criptográficas de criptografía asimétrica. Es la firma electrónica que permite identificar al firmante y detectar cualquier cambio ulterior de los datos firmados, que está vinculada al firmante de manera única y a los datos a que se refiere y que ha sido creada por medios que el firmante puede mantener bajo su exclusivo control.

– La cualificada –o reconocida-, que es la firma electrónica avanzada basada en un certificado reconocido y generada mediante un dispositivo seguro de creación de firma. La firma electrónica reconocida tendrá respecto de los datos consignados en forma electrónica el mismo valor que la firma manuscrita en relación con los consignados en papel.

Por lo tanto, recalcó, “para que una firma electrónica tenga la misma validez que una firma manuscrita son necesarios tres elementos:

1º) Una firma basada en tecnología de clave pública.

2º) Un certificado reconocido.

3º) Un dispositivo seguro de creación de firma.

Para concluir su ponencia, en la que también hizo mención a puntos como el Sello del Tiempo, las Autoridades de Certificación o las medidas de seguridad de los documentos electrónicos, Inza comentó que veía “mucho interés por parte de las Administraciones”, pero también que no consideraba factible que la administración electrónica pudiese estar en marcha antes del 1 de enero de 2010, tal y como obliga la ley. “Además, hay que tener en cuenta que nos ha cogido en un período de crisis y que consignar presupuestos para el 2009 va a estar más complicado, pero confiemos en que si no es en el 2010 será en el 2011”.

Retos y soluciones para las entidades locales de Navarra. La experiencia de Pamplona

La segunda y última ponencia del día corrió a cargo de Eduardo Tuñón, responsable del Proyecto Expediente Electrónico, de ANIMSA. Para Tuñón, uno de los principales escollos que se va a encontrar la implantación de la administración electrónica va a residir en la “resistencia al cambio que tenemos todas las personas, tanto las que estamos en la Administración como los ciudadanos. Tenemos que tener en cuenta que llevamos siglos con este sistema de papel y que más o menos nos funciona y además creemos que lo hacemos bien, que cumplimos con nuestra labor. Por eso, aunque esta novedad nos dicen que va mejorar nuestro rendimiento y que incluso nos va a permitir contar con más tiempo para poder desarrollar otros aspectos laborales, lo vemos como un problema y no como una solución o una mejora. Es un asunto cultural que poco a poco habrá que ir venciendo”. Para certificar sus palabras, Tuñón proyectó un divertido vídeo en el que un escriba acostumbrado a trabajar con papiros conoce por primera vez qué es un libro y cómo se lee, se abre y se cierra.

Tres son para él los puntos fundamentales de cara a gestionar correctamente la implantación de la administración electrónica: el tecnológico, el jurídico y el organizativo. “Desde el punto de vista tecnológico, en Animsa llevamos andado un largo camino (sede electrónica, trámites telemáticos, web accesible). Es cierto que ha sido un camino largo y difícil y que lo seguirá siendo, pero podemos decir que tenemos unos buenos ladrillos. Pero sólo con unos buenos ladrillos es imposible hacer una casa, porque sólo con la tecnología no nos vale, tenemos que realizar ajustes jurídicos y, vital, tenemos que tener la casa organizada”, comentó.

Para eso, reconoció que “el impulso tiene que venir desde arriba, para poder ser capaces de modificar todos los procedimientos que ahora efectuamos en papel. También es decisiva la cooperación interadministrativa, la necesitamos, ya sea a través de simples intercambios de información como a través de convenios o pactos. Tenemos que colaborar los unos con los otros para dar mejor servicio a los ciudadanos. Y si todo esto no nos vale, está el artículo 33: estamos obligados a ello. Veámoslo entonces no como un obstáculo sino como algo que puede resultar muy interesante, aprovechemos el tirón”.

Otro de los puntos que Tuñón ve como principales para que la administración electrónica sea una realidad es la respuesta del ciudadano: “Tenemos que ser conscientes de que va a haber personas que van a seguir prefiriendo hacer una cola, porque eso les da seguridad, saben que cuando se termina la cola llegan ellos y hacen su trámite, aunque les cueste esfuerzo. Nuestra labor, o una de ellas, es hacerles ver que ese miedo y esa inseguridad están injustificados, que no tiene por qué hacer la cola. Pero, lógicamente, esto necesita tiempo, porque estamos hablando de un tema cultural de muchos años. Pero hay que saber transmitir que la tecnología no sólo es un problema, sino que nos va a ayudar, que de hecho ya nos está ayudando con chips, lectores de huellas, etc”.

Para corroborar sus palabras, Tuñón aseguró que “en nuestra sociedad actual asociamos mucho papel encima de la mesa con mucho trabajo, con que estamos haciendo algo. Si no tenemos papel encima de la mesa parece como si no trabajáramos, es algo que tenemos interiorizado y contra lo que tenemos que luchar, porque, además, todo este sistema del papel está plagado de procesos inseguros, algo que no ocurrirá con la administración electrónica”.

Tuñón concluyó su intervención efectuando un ejemplo práctico on line de trámite electrónico, no sin antes afirmar que una de las claves del éxito tiene que ser “proteger no sólo la identificación, sino todos y cada uno de los pasos posteriores” y que confía en que 2009 sea el año “del despliegue masivo”.

El cierre de la jornada tuvo como protagonista a Fermín Alonso, concejal delegado de Participación Ciudadana y Nuevas Tecnologías, que aprovechó para agradecer a los ponentes su implicación y para reiterar la firme apuesta del consistorio pamplonés con las nuevas tecnologías, una carrera que ya ha empezado y que Alonso confía en que siga avanzando cada año con mejores resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s