Los DNS de Telefónica no resuelven correctamente muchas de las direcciones de Internet


Los DNS de Telefónica no resuelven correctamente muchas de las direcciones de Internet, entre las que está www.efactura.org.es

El problema de Telefónica afecta a más de 150.000 dominios, en particular los gestionado por el Gestor de Dominios everyDNS, pero seguramente también afecte a otros gestores.

El problema se remonta a la semana del 23 de julio de 2007 y sigue sin resolverse un mes después, a pesar de las múltiples llamadas a los servicios técnicos por personas afectadas.

Dado que Telefónica no sabe resolver el problema, la recomendación es que nadie use sus DNS.

Puesto que hay múltiples proveedores de estos servicios que siempre son gratuitos, lo único que hay que hacer es elegir dos DNS que no sean de Telefónica ni de Telefónica Data (por ejemplo de esta lista) y cambiar en la configuración de red del ordenador que usamos para acceder a Internet, sustituyendo los DNS de Telefónica por los nuevos elegidos, o eliminado la opción de obtención automática de DNS, configurando los numerito “a mano”.

Luis Álvarez Satorre


Luis AlvarezLlevaba desde hace algún tiempo la idea de escribir un post sobre Luis Alvarez Satorre, con quien trabajé en Banesto hace unos años, en la época en la que lanzamos lo que fue la actividad pionera de la banca en Internet, en 1995.

Es una persona brillante y un gran dinamizador de las organizaciones. Además de en Banesto lo ha demostrado en BT, entidad que ayudó a crear desde Banco Santander (antes de su paso por Banesto). En BT ha ido adquiriendo cada vez más reponsabilidad mientras iba superando los objetivos marcados, apoyado por un excelente equipo. 

La verdad, es que al ver el artículo de Ignacio del Castillo en Expansión, he optado por incluir su reseña.

Luis Álvarez Satorre, el arquitecto de BT en Europa y Latinoamérica

Este madrileño de 46 años llevaba ocho al frente de la operadora en España, un periodo en el que logró multiplicar por nueve la facturación. Tras ocuparse de América Latina desde 2005, la multinacional le ha responsabilizado ahora del negocio europeo.

Lo que son las cosas. Luis Álvarez Satorre, flamante presidente ejecutivo de la operadora de telecomunicaciones británica BT para Europa, Oriente Medio, África y América Latina, lleva ocho años poniéndole las cosas lo más difícil posible a Telefónica, su gran rival en España y en Latinoamérica.

Y sin embargo, su pasado está ligado a la operadora española. Telefónica fue el destino de sus primeros pinitos profesionales. “El proyecto de fin de carrera –es ingeniero superior de Telecomunicaciones por la Politécnica de Madrid– lo desarrollé con una beca del centro de investigación de la operadora” señala el directivo, aunque luego sus primeros trabajos se desarrollaron en las filiales españolas de Ericsson e IBM. Además, Telefónica fue la empresa de toda la vida de su padre, Luis Álvarez Rodríguez, que llevó a ser director general de algunas de las filiales del ex monopolio español.

La importancia del cliente
Álvarez Satorre, que acaba de cumplir 46 años, no es el típico directivo de una operadora de telecomunicaciones, ya que buena parte de su carrera profesional se ha desarrollado al otro lado de la barrera, no desde la oferta, sino desde la demanda, es decir, en el lado del cliente empresarial que recibe, o sufre, según el caso, los servicios de una operadora de telecomunicaciones.

No en balde estuvo al frente de diferentes responsabilidades tecnológicas dentro del grupo financiero Santander durante siete años y pasó otros cuatro en Banesto, donde fue uno de los pioneros en la puesta en marcha de servicios bancarios por Internet en España.

Para Luis Álvarez, su modelo de gestión es sencillo: “Lo que más me preocupa es el equipo. Se trata de conseguir que todos los que te rodeen sean mejores que tú. A partir de ahí, todo es más fácil”. Sus premisas consisten en “ser atrevido y buscar los resultados a base de ganarse la confianza de los clientes. Quizá porque he sido cliente durante mucho tiempo, te das cuenta de que más allá de lo políticamente correcto, cada vez más los negocios dependen cuidar al máximo la base de clientes”.

Álvarez Satorre dejó Banesto para incorporarse a la filial española de BT en 1999, y desde el 2000 ha dirigido la actividad de negocio de la filial de la operadora en España. Sus resultados están a la vista porque, desde su llegada, a la compañía el volumen de negocio se ha multiplicado por nueve: de los 62 millones de euros que facturó en 1999 a los más de 500 millones de euros que logrará en el ejercicio que finaliza en marzo de 2008. En el último año fiscal (2006-2007), la filial española ingresó 466 millones de euros de facturación.

La primera tarifa plana
También hay otros resultados menos tangibles de su gestión en su primera época de BT que no han quedado registrados en el balance de la compañía pero que contribuyeron a transformar la sociedad española desde punto de vista tecnológico, como fue el lanzamiento, desde la filial Arrakis, de la primera tarifa plana para conectarse a Internet.

Ese progreso no podía dejar de llamar la atención en la sede de la multinacional británica y en junio de 2005 fue nombrado responsable del grupo para toda Latinoamérica, cargó que simultáneo con la dirección de la filial española. En ese periodo el negocio del grupo BT en Latino-américa se ha duplicado desde los 50 millones iniciales, y para este ejercicio se multiplicará por tres, hasta llegar a 300 millones tras la compra del grupo Comsat Internacional.

Conseguir y provocar
El pasado mayo esta trayectoria se vio, de nuevo, recompensada y Luis Álvarez recibió la responsabilidad de hacerse cargo de todo el negocio en Europa, con la excepción del Reino Unido, así como de Oriente Medio y África sin abandonar la dirección de América Latina. Esta nueva responsabilidad sí que le ha obligado a dejar la labor del día a día en España, por lo que se acaba de nombrar a Jacinto Cavestany –hasta ahora director del servicio de atención al cliente– como director general para España.

Álvarez señala que entre sus nuevas funciones destacan, sobre todo, dos: la de conseguidor y la de provocador. “Una de mis tareas es procurar los recursos humanos o materiales que mi equipo necesita para hacer su trabajo. Eso es interesante porque hay que discernir las necesidades más urgentes de las que pueden esperar un poco más. Porque no siempre el que llama más o manda más correos es el más necesitado. Mi otra gran función es provocar. Estoy continuamente cuestionando la forma de hacer las cosas y los objetivos, llevando a mis colaboradores a ser más ambiciosos, a plantearse nuevos retos. Me encanta cuando me dicen que algo es imposible, porque entonces es cuando pienso, “a por ello”.

Crecimiento
· Responsable ejecutivo de BT en España desde 2000, ha multiplicado por nueve los ingresos de la operadora desde entonces.

· En 2005 le nombraron responsable del mercado latinoamericano, y en mayo pasado le han asignado también toda Europa, Oriente Medio y África.

· Además es el coordinador de la estrategia de BT para el negocio de la telefonía móvil en todo el mundo.

· Casado y con cuatro hijos encuentra tiempo para jugar con ellos y estar al día de lo que les ocurre, aunque reconoce que la tecnología –el correo, el messenger y los SMS– también ayuda.

· Considera que es fundamental rodearse de colaboradores que sean más capaces que uno, y cree que entre sus funciones están la de conseguir los recursos que necesita su equipo y provocarles para que sean más ambiciosos e intenten logros que parecen imposibles.

Diecisiete países en dos meses
Las nuevas responsabilidades de Luis Álvarez no le han obligado a desarraigar a su familia. Casado y con cuatro hijos, el responsable europeo de BT mantiene su domicilio en Madrid – “bueno, en realidad es mi familia la que vive en Madrid”, matiza– aunque oficialmente la sede de BT Global Services está en Bruselas y se mantienen oficinas en Londres. “Soy un ejemplo de lo que vendo, porque teletrabajo desde cualquier sitio”.

Álvarez reconoce que ahora viaja más y señala, como quien no quiere la cosa, que en los dos últimos meses ha visitado diecisiete países para conocer los mercados que caen bajo sus nuevas responsabilidades. Y es que además de ocuparse del negocio de BT Global Services para Europa y Latinoamérica, la multinacional británica le ha encargado que coordine toda la estrategia del grupo –en todo el mundo, incluidas Asia, Reino Unido y EEUU– para el negocio de la movilidad.

El caso es que, no se sabe como, aún saca tiempo para sus grandes aficiones entre las que destaca jugar con hijos. “Estoy bastante al día de lo que les ocurre, y ellos de lo que me ocurre a mí, porque hablo mucho con ellos y el correo, el messenger y los SMS también ayudan”. Además le gusta “leer de todo” y escribir. Antes tenía un blog abierto, pero lo dejó, y ahora ha limitado su acceso a la intranet de BT. También disfruta jugando al pádel, y con un pasatiempo muy poco habitual: construir edificios a escala, especialmente casas de muñecas, aunque ahora mismo está acabando en un pequeño taller de mecánica.

Una interesante entrevista a Luis está disponible en el web del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.424 seguidores